• Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro

© Juan López-Carrillo – Todos los derechos reservados / Ilustraciones fondo de pantalla de Alfredo Gavín / Fotografías encabezado "Inicio", "Libros", "Poemas" y "Prosas" de Francesc Fernández

«Caserito, caserito», fotografía de la sección FOTOS de la página web de Juan López-Carrillo

«Caserito, caserito»

 

En una madrugada de sábado a domingo de abril de 2012, Ramón García Mateos y yo tuvimos el placer de participar en el programa «Caserito, caserito» (de la cadena COPE) que dirigía Edu Soto con la colaboración de Santi Suárez, David Fernández, Irene Ramos y Juan Carlos Prado. Un programa, aquella noche, en gran parte dedicado a la poesía, poesía que se encontró del todo a gusto en el sótano de la casa de Edu, que era —qué cosa más cojonuda— desde donde se emitía. Lo pasamos estupendamente, nos trataron mejor, nos dieron de comer, de beber y de fumar (quien fumase). Incluso nos entrevistaron. Y la entrevista, o lo que fuese, fue divertidísima, como todo el show radiofónico que montaron esos maestros de la comunicación y de la interpretación. Finalmente, hasta nos hicimos una foto —acto de obligado cumplimiento, un privilegio, al que siempre debían acceder los invitados— con el uniforme oficial del programa: dos majestuosos y elegantísimos albornoces de baño amarillos que nos dieron la mayor prestancia poética en nuestras hechuras prodigiosas, como bien se puede comprobar... Poco antes de volver a casa, después de hablar de todo lo divino, animal y humano, Edu y yo nos planteamos un proyecto futuro,  teatral, quizá algún día de cine, común de los dos: llevar adelante una nueva versión de Don Quijote de la Mancha. Un proyecto que, finalmente, para que mentir, ningún productor apoyó, quizá porque, evidentemente, necios ellos, no entendieron la genialidad de que el papel de Sancho Panza debería ser protagonizado por Edu, mientras que el de Don Quiijote lo asumiría mi persona... Mira que con solo ver la foto que nos hicimos se puede comprobar, sin género de duda alguna, que los dos estábamos hechos para el papel. En fin, quizá en otra reencarnación.

«Elegantísimos en albornoz», fotografía de la sección FOTOS de la página web de Juan López-Carrillo