Prólogo de

Poemax 

de Alfredo Gavín